Los siniestros de multirriesgo se adaptan a la situación de confinamiento

El confinamiento en los hogares y el parón de la actividad empresarial inciden en la tipología de siniestros declarados.

Durante este periodo de confinamiento, las distintas tipologías de siniestros en multirriesgos se están comportando acorde a lo que cabría esperar de las peculiares circunstancias que se dan en cada situación de riesgo.

Así se desprende del análisis de los siniestros declarados en hogares, comercios y pymes durante el pasado mes de abril comparándolo con el mismo mes del año pasado.

En el caso de los hogares, el hecho de estar habitados las 24 horas del día habiéndose convertido, además, en centros de trabajo, explica que haya tipologías de siniestros, como daños eléctricos, que han tenido un volumen mayor de aperturas que en abril del año pasado. Y lo mismo ocurre con algunos servicios muy relacionados con el uso de la vivienda como los servicios de electricidad de emergencia, reparación de calderas y reparación de electrodomésticos. Todos ellos han incrementado su número de aperturas en relación a abril de 2019.

Por el lado contrario, los siniestros de hogar que más han bajado más respecto del año pasado han sido los de robo, cristales e incendio.

En el caso de los comercios y las pymes, también han sido cristales, incendio y robo los siniestros que más han descendido. Pero la mayor parte de los comercios y las pequeñas empresas han permanecido cerradas durante todo el mes, de ahí que, a diferencia de los hogares, también haya disminuido la declaración de los siniestros de daños eléctricos y de las urgencias de electricidad.