La “nueva normalidad” en los servicios de asistencia

Asitur Focus analiza el incremento de servicios en hogar y viaje durante el mes de junio.

La llamada “nueva normalidad” ha significado, para la actividad de asistencia a multirriesgos, la recuperación de la actividad provocada por la latencia de sinestros que originó el confinamiento. Al menos, eso es lo que se desprende del análisis del mes de junio realizado por Observatorio de siniestros Asitur Focus.

En el caso de hogares y comunidades, el volumen de servicios gestionados por Asitur ha sido un 50% superior al de junio del año pasado. Concretamente, en relación a los hogares, han crecido todas las tipologías de siniestros, excepto la de robo, que ha tenido una disminución del 17,6%, señal clara de que todavía pasamos mucho tiempo en los domicilios debido al teletrabajo y a las limitaciones existentes para muchas actividades de ocio. Esto también explica que la cerrajería urgente sea, dentro de los servicios de asistencia, la que menos se haya incrementado (sólo el 1,4%).

El crecimiento en el ramo ha venido de la mano de los distintos episodios de lluvias y tormentas que se han dado en todo el mes de junio, lo que ha provocado que, comparándolo con junio del año pasado, daños extensivos haya sido el tipo de siniestro con mayor crecimiento (189%), seguido de los daños eléctricos (88%) y roturas (65%).

Por otra parte, el volumen de siniestros gestionados en pymes y comercios, aun siendo mayor que el del mismo mes de 2019, no ha tenido un crecimiento tan alto como en hogares y comunidades, debido posiblemente al lento proceso de recuperación de la actividad comercial. Según los datos analizados, el crecimiento en pymes ha sido del 12,7% y en comercios tan solo del 2,7%.

En asistencia en carretera, la “nueva normalidad” ha tenido poco de normal, de hecho, el análisis de los datos de Asitur es un reflejo del atípico comportamiento de la movilidad durante las últimas fases de la desescalada: una disminución del 17% en el número de asistencias por accidente frente a un incremento del 15% en el caso de las averías, muy afectado este último dato por  el importante aumento del  75% en las asistencias por problemas en las baterías. Junto a las baterías, también ha habido otras averías que han ocasionado un mayor número de intervenciones que en junio del año pasado: entre ellas, las averías de motor, frenos, dirección y transmisión.