Los servicios de asistencia descienden durante los seis primeros meses del año

Las condiciones meteorológicas, más benignas que el año pasado, contribuyen al descenso de la siniestralidad.

Los datos del primer semestre de 2019 se cierran con un descenso en el número de servicios de asistencia. Según el análisis realizado por Asitur Focus, el Observatorio de siniestros de Asitur, en asistencia al hogar la disminución ha sido del 5% mientras que en asistencia en carretera se ha quedado en el 3%.

En el ramo de hogar cabe destacar el distinto comportamiento de los siniestros y de los servicios de valor añadido. Estos últimos siguen siendo un elemento esencial de las compañías para mantener el contacto con sus asegurados prestándoles servicios que aportan un valor añadido fuera del ámbito del siniestro. De hecho, su uso no deja de incrementarse y durante el primer semestre de este año han crecido un 12,6%. Dentro de estos servicios, bricohogar, con un incremento de casi el 15%, sigue siendo el más demandado por los asegurados. El servicio de envío de profesionales le sigue en el ranking de servicios más utilizados con un aumento del 6,5%. También ha crecido la demanda de los servicios de reparación de electrodomésticos, cerrajería urgente y reparación de calderas.

Los siniestros de hogar, muy vinculados a las condiciones meteorológicas, han experimentado un descenso del 11,8%,  siendo los daños extensivos y los daños eléctricos los que más han disminuido, con descensos del 42% y del 13,5% respectivamente.

En asistencia en carretera, descienden tanto los accidentes como las averías, si bien dentro de estas últimas hay tipologías que crecen respecto de 2018 como baterías (10%), averías de motor (5,7%) y daños en los neumáticos (1%).