Análisis de los periodos del año con más robos en los hogares

Según un reciente estudio de Unespa, en España se atiende un siniestro de robo de hogar cada minuto y 20 segundos, lo que supone una media de 1.200 robos al día. Estos datos representan un coste diario de 720.000 € para las aseguradoras.

Por eso no es de extrañar que en épocas vacacionales extrememos las medidas para proteger nuestro hogar mientras estamos fuera del mismo. Sin embargo, parece que en verano los cacos también se van de vacaciones. Al menos, así se desprende del análisis realizado donde se observa que, en 2017,  los meses de verano no aparecen ni siquiera dentro de los cinco meses con mayor siniestralidad de robos en el hogar. Estos meses fueron, de mayor a menor, marzo, enero, diciembre, mayo y noviembre.

No obstante, siempre conviene adoptar una serie de precauciones para no encontrarse sorpresas a la vuelta del verano. Asitur ofrece algunas medidas preventivas:

  • Comprobar que las puertas y ventanas de toda la casa están bien cerradas, pero sin hacer visible que la vivienda está totalmente desocupada. Por ejemplo, sin desactivar el timbre ni bajar por completo todas las persianas.
  • No difundir en las redes sociales los planes vacacionales.
  • Programar las luces. Si es posible, instalar un temporizador que encienda y apague la luz en diferentes horarios. También se pueden programar otros aparatos para que se enciendan y apaguen automáticamente, como son la televisión o la radio.
  • Vaciar el buzón cada pocos días a través de alguna persona de confianza que custodie las llaves.